Mantenimiento y calibración de Detectores de Gases

Mantenimiento de detectores de Gases

Mantenimiento de detectores de Gases

En la minería e industrias en general, la seguridad es primordial, y los detectores de gases desempeñan un papel vital en la protección de los trabajadores.

El mantenimiento de estos equipos es de suma importancia, ya que la presencia de gases tóxicos como el metano y el monóxido de carbono puede ser mortal si no se detecta a tiempo. Se sugiere realizarlo cada 6 meses. No obstante, si tus equipos están en uso frecuente, te recomendamos realizar el servicio cada 3 meses, dado que el uso intensivo puede acelerar el desgaste de los filtros.

Calibración de detectores de Gases

La calibración regular asegura que los detectores funcionen correctamente en todo momento, evitando falsas alarmas o, peor aún, alarmas que no suenen cuando deberían. Es vital para ajustar la precisión de las mediciones en función del gas patrón.

Te recomendamos calibrar tus equipos cada 6 meses, ya que los sensores pueden desgastarse con el tiempo, afectando su precisión. Ten en cuenta que cada mes, la desviación puede llegar al 2%.

Calibración de detectores de Gases

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se calibra un analizador de gases?

La calibración de un detector de gases se realiza mediante una estación automatizada de calibración en conjunto con cilindros de referencia con trazabilidad NIST. El flujo de gas es succionado por la bomba interna de la estación y llega al detector a través de una sonda y copa de calibración.

¿Qué es la calibración de gases?

Es un proceso para ajustar y verificar la precisión de un sensor del detector, de esta forma, se corrige la desviación natural que tienen los sensores de los detectores.

¿Qué parámetros se miden con un detector de gases?

Los parámetros medidos pueden variar dependiendo de la configuración, algunos de los más comunes son:

  • Concentración del gas: En partes por millón o porcentaje de volumen, dependiendo del gas detectado.
  • Nivel de exposición a largo plazo (TWA): Promedio ponderado de la exposición a un gasto determinado durante un periodo de trabajo de 8 horas.
  • Nivel de exposición a corto plazo (STEL): Promedio ponderado de la exposición a un gas determinado durante un periodo de trabajo de 15 minutos.
  • Lecturas máximas: Conocido también como picos altos de lecturas en las concentraciones de gas durante una jornada de trabajo.

¿Cómo funcionan los detectores de gas?

Los detectores de gases tienen sensores con diferentes tecnologías y mecanismo de detección, según el tipo de gas a detectar, las tecnologías más comunes y su funcionamiento son:

  • Sensores de Perla Catalítica: Se utilizan para detectar gases inflamables, cuando el gas entra en contacto, internamente se produce una reacción química que genera calor y un cambio en la resistencia eléctrica, este cambio de resistencia se mide y se convierte en la lectura mostrada en la pantalla del detector.
  • Sensores Electroquímicos: Estos sensores utilizan reacciones químicas en celdas electroquímicas para detectar el gas específico; cuando el gas entra en contacto con el electrodo del sensor se genera una corriente eléctrica proporcional a la concentración del gas.
  • Sensores Infrarrojos: Estos sensores emiten una luz infrarroja a través del aire, cuando el gas entra en contacto la luz, se produce una disminución de la intensidad de la luz, esto se correlaciona con la concentración de gas.
  • Sensores PID (fotoionización): Estos sensores utilizan una lámpara UV para ionizar las moléculas del gas, lo que genera que estos iones se puedan medir eléctricamente.

¿Dónde se ponen los detectores de gas?

Los detectores de gas personales por recomendación se deben usar en la zona de respiración del usuario, la solapa de la camisa o el bolsillo cumplen estas recomendaciones. Como recomendación adicional, siempre mantenerlo visible sin tapar u obstruir alguna parte del detector.

¡Contamos con la trinorma!

Iso 9001
Iso 14001
Iso 45001
JS Industrial servicios

Envíanos un mensaje

14 + 13 =